sábado 19 de septiembre de 2020 - Edición Nº1461
Actualidad Jachallera » Internacionales » 16 may 2020

Los números de la pandemia

El Vaticano pidió la condonación de deuda a países pobres y en desarrollo

El Vaticano consideró este sábado "realista" la condonación de deuda a los países pobres y en desarrollo, al tiempo que defendió la idea de establecer un ingreso universal para trabajadores informales de todo el mundo, como había reclamado el papa Francisco.


Por:
Redacción Actualidad Jachallera

El sacerdote argentino Augusto Zampini, coordinador de la comisión para enfrentar la pandemia, respaldó también la idea de establecer un ingreso universal para trabajadores informales. 

Países en vías de desarrollo como Argentina, económicamente hablando, están teniendo un triple shock: el colapso de la demanda exportadora, la caída de los precios de las commodities y una salida de capital sin precedentes, y al mismo tiempo enfrentan una pandemia poniendo mucho dinero en sus sistemas de salud", planteó este sábado el sacerdote argentino Augusto Zampini, coordinador de la comisión creada por el Papa para enfrentar la pandemia de coronavirus.

"El mundo necesita ganarle a esta pandemia de manera global: no importa si mi barrio está saludable y el resto no. Es interés de todos que estos países inviertan en salud", agregó el sacerdote, miembro del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, durante una conferencia de prensa online sobre los trabajos de la comisión.

"¿Cómo pueden hacerlo? Recuperando la economía. Es una cuestión de justicia. Sabemos que hay algunas iniciativas que se han hecho, como desde el Fondo Monetario o el Banco Mundial, el G20, pero no son suficientes", planteó Zampini.

¿Se puede salir de una crisis de salud con más deuda? No estoy seguro de eso. La condonación de deuda es algo realista, se ha hecho antes. Hay que ver cómo la comunidad internacional trata de salir adelante juntos sin sobrecargar las deudas de los países", sostuvo.

John Aloysius, secretario general de Cáritas Internacional, planteó a su turno que la organización también apoya el pedido que hizo el papa Francisco en abril pasado para aliviar sanciones y reducir las deudas a países pobres.

En ese marco, Aloysius propuso como objetivo "la cancelación de la deuda de los países más pobres o al menos el no pago de intereses para 2020".

Durante la conferencia, Zampini agregó que "en medio de la crisis por la pandemia, hay millones de personas que no están cubiertas ni por el Estado ni por las empresas y que están obligadas a quedarse en su casa".

"Alguno de los trabajadores me ha preguntado incluso si debía elegir morir de hambre o por el virus. Porque si se quedaba en su casa no tenía ingresos. Hay un sector al que no podemos obligar a quedarse en su casa sin apoyos", agregó Zampini.

El sacerdote defendió la idea lanzada por el Papa de "un ingreso universal" para los trabajadores de la economía informal, y lo consideró que es un tema de "salud social".

Es un herramienta que tienen los gobiernos. No hay duda que hay que usarla", planteó Zampini.

"Nos acusan de ser socialistas cundo hablamos de eso. Grandes compañías que piden ayuda al Estado, pero que cuando lo hacen los trabajadores informales, nos acusan de socialistas", denunció el sacerdote en el evento transmitido por los canales online del Vaticano.

"Y no es un tema de ideologías, si socialismo o capitalismo, sino de implementar la opción preferencial por los pobres. Esta gente no puede permanecer invisible para la sociedad", dijo.

Zampini planteó que durante la pandemia "nos enfrentamos a un grave riesgo en la seguridad alimentaria".

"La crisis alimentaria provoca hambre, el hambre afecta a las personas más pobres y aumenta la inseguridad. La inseguridad conducirá a la violencia y a más conflictos, lo que a su vez causará más pobreza", analizó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES