martes 24 de noviembre de 2020 - Edición Nº1527
Actualidad Jachallera » Opinión » 6 sep 2019

reflexión semanal

Aquí están los millonarios jachalleros

De repente Jáchal se volvió centro de miradas. Todos querían saber quién era. Hasta por debajo de las piedras, pasando por el Agua Negra o la Cienaga. Por dónde sea se debía encontrarlo. Llamaron de los medios nacionales, provinciales. El nombre les importaba. El millonario y nada más. Como trofeo de guerra, como primicia exclusiva. Como perros cimarrones buscando una presa. Pero ¿saben qué?, somos más que eso.


Por:
Marcelo Castro Fonzalida

Suponiendo que es hombre, puede ser mujer, o varios. Pero el ganador de millones está en Jáchal. Por ahí anda, contento en silencio. Experimentando el triunfo contra el azar.

Todos preguntando, especulando ganadores. Diciendo nombres que no le importan a nadie, de personas insignificantes que vaya a saber si la bondad de la apuesta los corresponderá.

Pero no, el millonario de Jáchal está durmiendo en la misma cama que ayer. Pensando en cómo mirar a los ojos a sus vecinos y sin poder decir su verdad abrazarlos.

Una curiosidad extraordinaria en toda esta historia: La reacción jachallera.

Desesperados buscaban la verdad. Le preguntaban a Garcés, fabulando historias calmaban su sed de conventillo.

¿Qué iban a ganar sabiendo el nombre del ganador?

Dejemos a ese humano tranquilo. Es merecedor de esos millones y de muchos más.

Ojalá se ponga el mismo empeño en exigir saber las estadísticas de salud. O por ejemplo preguntarnos las principales causas de muerte en el pueblo. Hay una enfermedad que debe estar resonando entre ustedes. Pues a mi también.

Entre tanto invierno un millonario. Bien habido, sin evadir ni explotar obreros. Un real y humilde millonario.

Y mientras unos jachalleros tratan de cazar el anonimato ganador. Mientras se tapa la contaminación. Mientras las prácticas de desoír los abusos a mujeres se hacen cada vez más fuerte; los cazadores de millonarios acechan.

Millonarias también son las meganineras. Blanco sobre negro a las averiguaciones. Somos más que todo en Jáchal. Por ahí se trata de ser felicidad cultural. Crítica constructiva. Arte, diseño, campo y vecindad.

El agenciero de la calle Juan de Echegaray confirmó que el ganador casi entre sollozos habló con él. Y no es para menos. Otra vez lo digo: se merece eso y mucho más. Dónde quiera que esté, vaya para él un abrazo jachallero. No importa su nombre, lo que hará con el dinero ni en que lo invertirá. Es su plata, que haga lo que quiera.

Lo cierto de todo esto es que a veces la suerte existe. Llegó a Jáchal, está entre nosotros. Aprovechemos, una vez pongámonos cabuleros, pidamos por lo que no se nos da. No a dios, sino a nosotros mismos.

¿Que perdemos?... nada. Vos ya ganaste. Somos ganadores. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES