jueves 13 de junio de 2024 - Edición Nº2824
Actualidad Jachallera » Interés General » 23 oct 2023

para tener en cuenta

¿Por qué es importante comer verduras verdes para mejorar la salud bucodental?

En un informe de salud bucodental de la Organización Mundial de la Salud "Estimó que las enfermedades bucodentales afectan a cerca de 3.500 millones de personas en todo el mundo, y que 3 de cada 4 de estas personas viven en países de ingresos medios". Asimismo, en todo el mundo, se aproxima que 2000 millones de personas sufren caries en dientes permanentes.


Por:
Redacción Actualidad Jachallera

El Especialista en Implantología, Periodoncia y Estética Dental, Carlos Galindo, de TopDoctors Colombia, "los alimentos nos proporcionan los nutrientes para la reparación y desarrollo de nuestro organismo. También nuestros dientes y encías se benefician de estos nutrientes"

El papel de las verduras verdes en la salud bucodental radica en su contenido de nutrientes esenciales, en particular, la fibra, el calcio y las vitaminas. Estos elementos desempeñan un papel fundamental en la fortaleza de los dientes y las encías.

El calcio, específicamente, según el Centro de Salud Tinabana, "es un mineral vital para la formación y el mantenimiento de los dientes". Las verduras verdes son una fuente rica de este nutriente, y un consumo adecuado de calcio contribuye a la preservación del esmalte dental, ayudando a prevenir la erosión y la caries.

 

Vitaminas que ayudan a la salud bucodental

Las vitaminas presentes en las verduras verdes, como la vitamina C y la vitamina K, también son esenciales para la salud bucodental. Según el Instituto Integral Odontológico, "La vitamina C ayuda a eliminar la placa dental", y es necesaria para la formación de colágeno, una proteína que ayuda a mantener las encías firmes y saludables.También, la deficiencia de vitamina C puede dar lugar a problemas como la gingivitis, una inflamación de las encías que, si no se controla, puede progresar a periodontitis, una afección más grave que puede causar la pérdida de dientes.

Por otro lado, según la Sociedad española de odontopediatría, la vitamina K, "presente en verduras como el brócoli y las espinacas, contribuye al mantenimiento de unos
dientes fuertes y sanos". Esta propiedad es crucial en el proceso de curación de las heridas en la boca y puede ayudar a reducir el sangrado de las encías, especialmente en personas propensas a problemas de encías.

Asimismo, la fibra estimula la producción de saliva, que, a su vez, ayuda a mantener la boca limpia y libre de bacterias. Eva Moreno, higienista bucodental de la Clínica Smilodon de España, dice en la página web de la clínica que la fibra "facilita la eliminación de la placa bacteriana y los restos de comida que hayan podido quedar adheridos a los dientes al potenciar la producción de saliva tratándose de un gran agente antibacteriano". El acto de masticar verduras crujientes también puede contribuir a la eliminación de partículas de alimentos adheridas a los dientes y estimular la producción de saliva.

Factores de riesgo en la salud dental

Según la OMS, "la mayoría de las enfermedades y afecciones bucodentales comparten factores de riesgo modificables (como el consumo de tabaco y de alcohol y las dietas malsanas ricas en azúcares libres)".

Estas son muy propensas en las cuatro principales enfermedades no transmisibles como: Enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes.

Además, el organismo de salud ha establecido una relación consecuente entre la diabetes y el avance de la periodontitis, una enfermedad inflamatoria de las encías. Asimismo, existe una relación entre el consumo elevado de azúcar y la diabetes, la obesidad y la caries dental.

 

Hábitos que aumentan la presencia de infecciones dentales

-Higiene oral precaria: La falta de cepillado y uso de hilo dental inadecuado puede permitir la acumulación de bacterias y restos de alimentos en la boca.

-Personas con alcoholismo o tabaquismo: El consumo de tabaco y alcohol puede contribuir a distintas infecciones bucales.

-Infecciones orales: Problemas relacionados con las encías, caries en los dientes o abscesos que pueden contribuir al mal aliento.

-Problemas médicos: Afecciones médicas como la diabetes, problemas del tracto gastrointestinal y enfermedades hepáticas pueden causar complicaciones.

-Alimentos que aumentan el riesgo: Ciertos productos alimenticios, como el ajo y la cebolla, contienen compuestos que pueden causar futuras afecciones, entre ellas el mal aliento.

Incorporar una variedad de verduras verdes en la dieta diaria no solo mejora la salud bucodental, sino que también contribuye a la salud general del organismo. Se recomienda buscar atención especializada frente a cualquier problema bucodental que presente.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES