martes 21 de mayo de 2024 - Edición Nº2801
Actualidad Jachallera » Internacionales » 6 mar 2023

FUERTE PREDICCIÓN

El Sismólogo que predijo el terremoto de Turquía anticipó otro terremoto en marzo

El geólogo holandés Frank Hoogerbeets, célebre por haber advertido, basándose en los movimientos de los planetas del sistema solar, del sismo de magnitud 7,8 que devastó Siria y Turquía el 6 de febrero pasado, aseguró que la tierra podría presenciar un terremoto de gran magnitud en los primeros días de marzo.


De acuerdo con el investigador, que se define a sí mismo como "predictor de terremotos e investigador", el sismo de gran escala probablemente ocurriría por una conjunción planetaria entre la Tierra, Mercurio y Saturno.

"Esta convergencia de dos conjunciones planetarias con la Tierra será muy crítica. Como resultado, podría haber un evento sísmico con una [intensidad] entre grande a muy grande, posiblemente alrededor del 3 o 4 de marzo", indicó en el canal de YouTube del Solar System Geometry Survey (SSGEOS).

Hoogerbeets comentó que, de no ser así, el movimiento telúrico podría originarse entre el 6 y 7 de marzo de este año con la Luna llena.

"Tenemos otra conjunción planetaria; ocurrirá exactamente el 5 y será entre Marte, Venus y Saturno. Esta también será crítica", puntualizó. "Podríamos presenciar un aumento significativo en los terremotos y algunos eventos sísmicos fuertes en la primera semana de marzo".

"No estoy exagerando. No estoy tratando de crear miedo. Esto es una advertencia", insistió el Hoogerbeets.

El SSGEOS, por su parte, anticipó: "Una convergencia de la geometría planetaria crítica alrededor del 2 y el 5 de marzo puede resultar en una actividad sísmica de grande a muy grande, posiblemente incluso un megaterremoto alrededor del 3-4 de marzo y/o el 6-7 de marzo".

 

¿Se pueden predecir los terremotos?

El 3 de febrero pasado, Hoogerbeets había advertido en su cuenta de Twitter que "tarde o temprano" habría "un terremoto de magnitud 7,5" en la región centro-sur de Turquía, Jordania, Siria, Líbano. Adjuntó una foto con el mapa de la geografía turca, en el que marcaba con un punto rojo cuál sería la zona más afectada.

Solo tres días después, un feroz terremoto de magnitud 7,8 sacudió el sureste de Turquía, cerca de la frontera con Siria, y que mató a más de 45.000 personas en Turquía y miles más en Siria, al tiempo que destruyó cientos de miles de edificios.

Aunque la advertencia de Hoogerbeets fue acertada, en su sitio web el experto explica que la predicción de terremotos "aún es un campo en desarrollo y la capacidad de predecir terremotos con precisión aún es limitada". 

Si bien es imposible predecir exactamente cuándo o dónde ocurrirá un terremoto, los científicos usan una variedad de métodos para identificar áreas que tienen un mayor riesgo de actividad sísmica. 

"Actualmente la mayoría de los terremotos ocurren sin previo aviso y si bien existen algunos métodos para identificar áreas con mayor riesgo. No existe un método confiable para predecir el momento exacto y la ubicación de los terremotos", asegura.

Hoogerbeets fue descrito como un "místico de los terremotos" que cree que el movimiento de los planetas en nuestro sistema solar puede ayudarnos a predecir los sismos y reconoció tener "mucha resistencia dentro de la comunidad científica con respecto a la influencia de los planetas y la Luna" en la actividad sísmica de la Tierra.

Consultada sobre las predicciones del holandés, la sismóloga Susan Hough, del Servicio Geológico de EEUU (USGS)  insistió en que ningún científico "ha predicho nunca un gran terremoto". El pronóstico exacto de los terremotos en Turquía y Siria fue solo una coincidencia, dijo: "Es el reloj parado que da la hora correcta dos veces al día, básicamente".

"No sabemos cómo, y no esperamos saber cómo en ningún momento en el futuro previsible", dice la USGS. "Los científicos de USGS solo pueden calcular la probabilidad de que ocurra un terremoto significativo en un área específica dentro de una cierta cantidad de años".

Consultada sobre las predicciones del holandés, la sismóloga Susan Hough, del Servicio Geológico de EEUU (USGS)  insistió en que ningún científico "ha predicho nunca un gran terremoto". El pronóstico exacto de los terremotos en Turquía y Siria fue solo una coincidencia, dijo: "Es el reloj parado que da la hora correcta dos veces al día, básicamente".

"No sabemos cómo, y no esperamos saber cómo en ningún momento en el futuro previsible", dice la USGS. "Los científicos de USGS solo pueden calcular la probabilidad de que ocurra un terremoto significativo en un área específica dentro de una cierta cantidad de años".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES