lunes 26 de febrero de 2024 - Edición Nº2716
Actualidad Jachallera » Locales » 2 mar 2023

apagon nacional

María Espejo es electrodependiente y contó su testimonio después del apagón

En medio del apagón nacional que afectó a gran parte de Argentina el miércoles, 1 de marzo, la vida de muchas personas se vio alterada. Pero en particular la vida de María Antonia- una electrodependiente de la localidad de Otra Banda. La situación se convirtió en un verdadero drama, pero ella se encomendó en la fe y la Virgen del Valle.


Por:
Redacción Actualidad Jachallera

María Antonia Espejo, de 58 años, es una vecina muy querida de la localidad de Otra Banda- ella es electrodependiente, hace 6 años, y necesita un suministro constante de energía eléctrica para poder respirar. Sin embargo, el corte de luz la dejó sin acceso normal a su respirador artificial, lo que la puso en una situación de extrema vulnerabilidad.

"Ayer fue un día de mucha incertidumbre porque no sabía que podía pasar con la energía. Gracias a Dios yo cuento con un aparato que al cortarse la luz me proporciona 5 horas más de energía. Había visto algunas noticias que decían que en 48 horas se podía restablecer el servicio y no sabía que hacer".

El drama de María Antonia no es único en Argentina. Según datos oficiales, en el país hay alrededor de 4.000 personas electrodependientes que dependen de la electricidad para sobrevivir. Aunque existen planes de contingencia para este tipo de situaciones, muchos de ellos se vieron afectados por el apagón nacional.

Gracias a Susana, la hermana de María Antonia, pudo gestionar e incorporarse al registro de beneficiarios de la Ley de Electrodependientes (Ley 27.351); además de ser asistida con medicamentos y tubos de oxígenos a través de la Obra Social Provincial. "Estuve varias horas preocupada, fue una situación desesperante", relató María a Actualidad Jachallera.

Pese a sufrir hipertensión pulmonar, María Antonia es un canto a la vida- jamás bajó los brazos y realiza trabajos artesanales tejidos al crochet para ayudarse a solventar los gastos que demanda su enfermedad, es solidaria con el prójimo, tiene mucha Fe y agradecida de su médico Pablo Coria. Ella lo considera como uno de sus ángeles que le cuida su salud.

Ahora, María y su familia siguen recuperándose del susto y piden que se tomen medidas para evitar que una situación así vuelva a ocurrir. “Es importante que las personas sepan lo que estamos pasando y que se tomen medidas para proteger nuestra vida”, concluyó María.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES