sábado 21 de mayo de 2022 - Edición Nº2070
Actualidad Jachallera » Interés General » 19 ene 2022

crisis hídrica

El Gobierno analiza el impacto de la sequía y evalúa asistencia a los afectados

Confirmaron que el próximo viernes 21 de enero se reunirá la Comisión Nacional de Emergencia y Desastre Agropecuario. Tras conversar con entidades de productores se acordó trabajar en una nueva Ley de Emergencia.


Mientras se registran precipitaciones en gran parte de la zona centro del país y miles de productores agropecuarios observan esperanzados los distintos pronósticos climáticos que auguran más lluvias para los próximos días, el Gobierno trabaja contra reloj para relevar con la mayor precisión posible el escenario actual en todas las zonas productivas y confirmar la ampliación del fondo de asistencia que pasaría de $ 500 millones a $ 12500 millones.

A la expectativa por las precipitaciones se contraponen daños irreversibles en cultivos y productores desesperados. Mientras tanto, Santa Fe picó en punta y declaró ayer al mediodía el estado de emergencia en todo su territorio luego de analizar la recomendación de la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria. En esa zona del país, las lluvias comenzaron el domingo y fueron un alivio aunque por la disparidad geográfica es probable que la provincia enfrente pérdidas de entre 25% y 30% en la producción de maíz y soja.

Daniel Costamagna, Ministro de la Producción de Santa Fe aseguró que “la medida regirá para todas las producciones agropecuarias desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2022. A partir del lunes, los productores deberán realizar la presentación digital de las declaraciones juradas para la emisión de los certificados para que los damnificados puedan acceder al diferimiento del pago del impuesto inmobiliario o la condonación en zonas de desastre".

El titular de la cartera productiva provincial destacó que la sequía afectó a los maíces de primera y la soja. “Si bien se declara la emergencia en toda la provincia, hay productores más afectados que otros y hay cultivos que se van a recuperar y otros en los que la situación es irreversible. En esos casos, nos preocupa mucho la posibilidad de que los productores tengan maíz a partir de marzo y abril”.

Costamagna confirmó que tras conversar con entidades de productores se acordó trabajar en una nueva Ley de Emergencia, ya que “la actual no esta a la altura de lo que el campo necesita y la utilización de los seguros agropecuarios podrían ser una herramienta para que, ante fenómenos como éste, se puedan utilizar elementos que no pongan en riesgo el esquema productivo y financiero de una empresa”.

Si bien la utilización de seguros agrícolas ante situaciones climáticas es una cuenta pendiente para el sector, Costamagna aseguró que llevará el tema a la Comisión de Emergencia provincial porque “en un esfuerzo conjunto entre las compañías de seguro, los productores y el estado se podría crear un seguro paramétrico, que es menos costoso y puede aplicar contra sequía, granizo, incendio o inundaciones. Hoy las primas son altas por lo tanto el desarrollo debe incluir a muchos productores y al estado”.

Otra de las provincias afectadas es la de Buenos Aires. Según Horacio Salaverri, Presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), todavía no se habló del tema con los funcionarios de manera oficial. “La provincia tiene un mecanismo que comienza con las reuniones de las comisiones locales donde se evalúa el estado de los campos y luego se eleva el pedido al ámbito provincial. Hasta el momento no hubo presentaciones en los distritos”.

En cuanto a los cultivos, Salaverri precisó que “por ahora estamos evaluando la situación y esperando las lluvias para que se puedan frenar las pérdidas pero en el caso de la siembra de maíz temprano creemos que el daño ya es irreversible”.

Hacia el litoral, la situación sólo empeora. En el caso de Entre Ríos, la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER) destacó que la provincia sufre la peor sequía de los últimos 60 años. Hasta que comenzó el frente de tormenta actual, cerca de un 85% del suelo padecía déficit hídrico y los incendios estaban a la orden del día.

Por ahora, sólo resta esperar el desarrollo del frente de tormentas y esperar hasta fin de mes para sacar conclusiones. Hay zonas y cultivos donde el partido todavía se esta jugando y aunque no será un gran resultado, el estado de los cultivos podría mejorar. En otros, las pérdidas ya están aseguradas y para ellos habrá respuesta cuando el viernes se realice el encuentro -seguramente virtual- de los funcionarios de las áreas productivas de cada una de las provincias bajo la autoridad de la cartera agropecuaria a nivel nacional.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES