miércoles 19 de enero de 2022 - Edición Nº1948
Actualidad Jachallera » Internacionales » 25 oct 2021

brilla como einstein

Reino Unido: Tiene tres años y un coeficiente intelectual como Albert Einstein

Sentada en la cocina de su casa, en pañales, Kashe juega golpeando sus manos contra el suelo mientras, como si se tratara de algo completamente común, le recita a su madre los nombres de los 50 estados de Estados Unidos. Ella es una de las personas más inteligentes del planeta, que recientemente fue aceptada en la mítica asociación de superdotados Mensa.


Por:
Redacción ACTUALIDAD JACHALLERA

Todavía tiene que aprender muchas cosas propias de su edad y desarrollo, pero al mismo tiempo que avanza su capacidad para caminar, saltar y manipular distintos elementos, ella ya sabe leer y reconoce todos los elementos de la tabla periódica.

Su coeficiente intelectual, ese numerito con el que se define la inteligencia general de una persona, arrojó un sorprendente resultado de 146 cuando el promedio en su país es de 100. Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, tiene 152, Albert Einstein y Stephen Hawking 160. Esta chiquita es una verdadera máquina de aprender.

"Se despierta un sábado y dice: ‘Quiero hacer elementos’ o ‘Quiero hacer estados’, así que cada vez que se inclina hacia eso, nosotros solo estamos allí para apoyarla”, dijo el papá Devon Quest sobre los pedidos de la niña que devora toda la información que se le cruza. 

"Empezamos a notar que su memoria era realmente genial. Simplemente aprendió las cosas muy rápido y estaba realmente interesada en aprender. Aproximadamente a los 17, 18 meses, había reconocido todo el alfabeto, números, colores y formas", dijo Sukhjit Athwal, la madre de Kashe.

A traves de tarjetas que le muestra su mamá, Kashe también puede identificar los 50 Estados por su forma y ubicación en un mapa. Pero sus intereses no solo son por los datos sueltos, ella está aprendiendo español, sabe más de 50 señas en el lenguaje de señas y puede contar hasta 100. Incluso está aprendiendo a leer.

"Ella siempre nos ha mostrado, más que nada, la propensión a explorar su entorno y hacer la pregunta '¿Por qué?'", dijo a CNN el padre de Kashe, Devon Athwal. "Si no sabe algo, quiere saber qué es y cómo funciona, y una vez que lo aprende, lo aplica".​

Un punto muy importante para potenciar su inteligencia fue el aporte de su mamá, que tiene experiencia en educación y desarrollo infantil, lo que le ha permitido identificar rápidamente que la niña tiene una inteligencia superior al reto de los niños de su edad. Y a su vez adaptó la educación de su pequeña de acuerdo a sus intereses y pasiones.

"Así es como la acompañamos a su ritmo y sus intereses y curiosidad…", dice la madre que mezcla "Paw Patrol" y "Frozen" con números, palabras colores y demás conceptos.

 

 

Mensa

En todo este proceso, los padres de la niña de 3 años decidieron llevarla a un psicólogo, quien le administró el test de inteligencia general. ¿El resultado? Kashe tenía un coeficiente intelectual de 146, según sus padres.

Así fue como alcanzaron el nivel de genialidad o superdotado para unirse a la mítica asociación Mensa, que reúne a las personas más inteligentes del planeta. Para ser miembros, los solicitantes deben obtener un puntaje igual o superior al percentil 98 en una prueba de inteligencia estándar.

"Creo que lo más importante de nosotros al hacerlo fue que queríamos asegurarnos de que le estábamos dando todo lo que ella también necesitaba, en términos de su desarrollo, curiosidad natural y disposición, y queríamos asegurarnos de que hicimos nuestra parte", dijo su madre.

"Kashe es sin duda una adición notable a American Mensa", dijo a People en un comunicado el director ejecutivo de la organización, Trevor Mitchell. "Estamos orgullosos de tenerla y de poder ayudarla a ella y a sus padres con los desafíos únicos que enfrentan los jóvenes superdotados".​

 

No deja de ser una niña

Es que sus padres tienen en claro que el aprendizaje de esta niña especial puede ser un círculo virtuoso en el que explote la creatividad de la niña o un camino tortuoso plagado de presiones y sufrimiento si es que no hacen las cosas del modo correcto.

Así es como buscan que todo sea de modo natural. Es que, a pesar de ser superior a la mayoría, ella no deja de tener todas las características propias de una pequeña de su edad. "Al final del día, ella está en esa etapa de niña pequeña. Así que todavía es una niña normal de dos años en la que tenemos negociaciones, tenemos rabietas, tenemos de todo".

 

Una escuela especial

Para potenciar su aprendizaje sin que se convierta en algo pesado, Athwal le fue dando forma a una escuela especial. Al trabajo diario que realiza con Kashe en casa y una necesidad creada en su vecindario por las restricciones de la pandemia, le dieron forma a Modern Schoolhouse.

El preescolar abrió en octubre con la asistencia de 12 niños. Esperan expandirse a un edificio más grande para dar cabida a la lista de espera.

"Necesita estar con niños de su edad, y no tener esa presión sobre ella para ser mayor de lo que necesita ser o actuar más mayor de lo que necesita ser", dijo su madre. 

"Creo que una de las cosas más importantes para mí y para mi hija es asegurarnos de que tenga una infancia y no la obliguemos a nada. Vamos a su ritmo y queremos asegurarnos de que ella viva cada etapa de la mejor manera posible", completó la mamá de la niña que podría cambiar el mundo en algunas décadas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES