martes 21 de mayo de 2024 - Edición Nº2801
Actualidad Jachallera » Interés General » 21 may 2023

para tener en cuenta

La falta de sueño profundo genera riesgo de accidente cerebrovascular, Alzheimer y deterioro cognitivo

El sueño cumple una función reparadora del organismo durante el descanso, y las cifras muestran que el 40% de la población duerme mal, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto puede impactar de manera directa en el organismo a través de trastornos de estrés o de ansiedad, entre otros problemas de salud.


Por:
Redacción Actualidad Jachallera

Según la reciente investigación, las personas que tienen apnea del sueño y pasan menos tiempo durmiendo de forma profunda pueden tener más probabilidades de tener biomarcadores cerebrales relacionados con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular, enfermedad de Alzheimer y deterioro cognitivo. El estudio no prueba que estos trastornos del sueño provoquen los cambios en el cerebro, o viceversa. Solo advierte una asociación.

Los investigadores tuvieron en cuenta la edad, el sexo y las enfermedades que podrían afectar el riesgo de cambios cerebrales, como presión arterial alta y colesterol alto.

El estudio analizó los factores del sueño y los biomarcadores de la salud de la materia blanca del cerebro. Los biomarcadores miden qué tan bien se conserva la materia blanca del cerebro, importante para conectar sus diferentes partes. Uno de los biomarcadores, las hiperintensidades de la sustancia blanca, son pequeñas lesiones visibles en los escáneres cerebrales. Estas se vuelven más comunes con la edad o con la presión arterial alta no controlada. El otro biomarcador mide la integridad de los axones, que forman las fibras nerviosas que conectan las células nerviosas.

“Estos biomarcadores son signos sensibles de enfermedad cerebrovascular temprana”, dijo el autor del estudio, el doctor Diego Z. Carvalho, de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota. “Es importante encontrar que la apnea del sueño severa y una reducción en el sueño de ondas lentas están asociadas con estos biomarcadores, ya que no existe un tratamiento para estos cambios en el cerebro, por lo que debemos encontrar formas de evitar que se produzcan o empeoren”, aseguró el además miembro de la Academia Estadounidense de Neurología.

El estudio incluyó a 140 personas con apnea obstructiva del sueño con una edad promedio de 73 años que se sometieron a un escáner cerebral y también a un estudio nocturno en un laboratorio del sueño. Los participantes no tenían problemas cognitivos al comienzo del estudio y no habían desarrollado demencia al final del estudio. El 34% presentaba apnea del sueño leve, el 32% moderada y el 34% grave.

Se examinó cuánto tiempo pasaban las personas en el sueño de ondas lentas, que también se denomina etapa 3 no REM o sueño profundo, y se considera uno de los mejores marcadores de la calidad del sueño. Los investigadores encontraron que por cada disminución de 10 puntos en el porcentaje de sueño de ondas lentas, hubo un aumento en la cantidad de hiperintensidades de la materia blanca similar al efecto de tener 2,3 años más. La misma disminución también se asoció con una integridad axonal reducida similar al efecto de tener tres años más.

Las personas con apnea del sueño severa tenían un mayor volumen de hiperintensidades de la materia blanca que aquellas con apnea del sueño leve o moderada. También habían reducida la integridad axonal en el cerebro.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS

GALERÍA DE IMAGENES